Sonia

India

La india es el cauce de un río que despierta los sentidos

«…Cuando Bagú canta, la luz inunda los gestos y los rostros de sus hermanos, cuando nosotros tomamos la palabra y nos hacemos dueños del discurso, la noche ha caído sobre la India. Mostramos la luz en la noche. Los ritmos se hermanan, se hacen uno.»

Nomadak Tx es un viaje de encuentros con otros y con nosotros mismos a través de la txalaparta. El viaje es un camino y la India es el cauce de un río que despierta los sentidos.

En Bombay descubrimos un lugar mágico, el lavadero. El sol golpea con fuerza y roba la fuerza de los hombres que trabajan aquí. Entre la ropa y el agua, el golpe, el sonido de la ropa golpeada. Sonido mojado, múltiple, ahuecado, plano a veces.

Llegamos en tren al corazón del estado indio del Gujerat. Aquí descubrimos un frontón que construyó un misionero navarro. Es una zona rural muy apartada, donde viven los adivasis, un pueblo maldito, marginado y excluido. Son los descastados y jugamos con ellos un partido de pelota. Nos dan una lección, de pelota y de vida. La sonrisa del pobre, del extremadamente pobre nos convierte en pobres, nos habla de renuncia.

Junto a ellos descubrimos la sonoridad de las maderas sagradas de la India.

Ahmedabad es una gran ciudad, caótica y abarrotada de gente. De noche y de día, porque nunca descansa. El paseo nocturno en taxi nos muestra gente durmiendo en la calle, gente buscando, caminando, transportando cosas, mirando.

En Ahmedabad se encuentran el estudio de grabación y el teatro. Conseguimos, con mucha dificultad, aunar los ritmos que nosotros llevábamos en nuestra txalaparta con los que encontramos a lo largo de este cauce milenario que es la cultura India. El estudio es un espacio blanco y austero. El teatro es amplio y colorido, situado al borde del cauce de un inmenso río.

Los adivasi

Los adivasis pueblan los lugares más aislados de la India. El sistema de castas les mantiene apartados de la salud, la educación y la propiedad de las tierras que cultivan.

Representan aproximadamente el 8% de la población India.

La rica tradición cultural de los adivasis está repleta de mitos y leyendas que se han ido transmitiendo de una generación a otra mediante la comunicación oral. Los adivasis no veneran divinidades sobrenaturales sino que su fe se profesa sobre las personas, tanto vivas como muertas.

Aunque poco a poco van accediendo a la educación y a otros aspectos del mundo desarrollado, hoy por hoy, la supervivencia de los adivasis y su estilo de vida están seriamente amenazados.

Posted by Sonia in Sin categoría, 86 comments

País Sami

Los adivasi

El País Sami es un territorio que no aparece en los mapas.

Éste es un viaje más íntimo que el realizado en india.

Los escenarios son minimalistas, la única materia prima es el hielo, la acústica es también especial.

Estamos siempre integrados en un entorno duro que ha marcado durante siglos la cultura sami y afecta ahora a Nömadak tx. Seis mil años de vida nómada no se olvidan fácilmente.

La permanencia y el cambio son como la vida y la muerte, no se puede dar el uno sin el otro. El cambio en la permanencia será un tema recurrente a lo largo de todos los viajes, en los pueblos, en el paisaje, en la cultura y en los modos de vida.

Laponia es un territorio que no aparece en los mapas. Abarca tierras al norte de Escandinavia, repartidas en cuatro estados, Noruega, Suecia, Finlandia y Rusia. Zigzagueamos por las fronteras de estos estados saltando de uno a otro.

En Jukkarsjärvi, Suecia, llegamos el Hotel de Hielo donde construimos una txalaparta con este material. Una txalaparta que pertenece a su lugar de origen como ningún otro instrumento que hayamos confeccionado a lo largo de nuestros viajes. El cambio de estado del agua a hielo hace posible un instrumento que sólo pervive en esas latitudes. Como aprendimos en la India, devolvimos a la tierra lo que es suyo. Y  al lago lo que es del lago.

El vasto paisaje helado ensancha el horizonte de nuestro instrumento. Para conocer al pueblo sami, los pastores de renos, realizamos una travesía con esquís a través del Kungsleden, el Camino Real, a 30 grados bajo cero. Así llegamos a Kautokeino, el pueblo con mayor población sami de Laponia.

Samis

El pueblo Sámi es uno de los pocos pueblos indígenas que quedan en Europa. Orgullosos de su pasado, siguen mostrando su identidad a los viajeros del siglo XXI. Viven al norte de la península escandinava entre Noruega, Suecia, Finlandia y Rusia y son tradicionalmente una cultura nómada.

A pesar de que ya no son nómadas sino que se asientan en pequeñas aldeas, hoy como ayer, los Sámi conservan una forma de vida respetuosa con la naturaleza que se desarrolla en vastas extensiones situadas por encima del Círculo Polar Ártico.

Sus tradiciones rinden homenaje a su historia, preservada mediante tradición oral, entonando a cappela alrededor de una fogata sus “joik”, cantos que narran las memorias y leyendas de su pueblo. Unos cantos que parecen no tener principio ni fin pero cuya monótona cadencia resulta difícil de olvidar.

Aunque todavía hay cuestiones pendientes sobre los derechos de los sami sobre los recursos naturales de Laponia, los sami gozan hoy en día de cierto reconocimiento oficial y el idioma y cultura sami se enseña en varias universidades escandinavas.

Posted by Sonia in Sin categoría, 0 comments

Marruecos

Muchos se ven obligados a dejar su casa para jugarse la vida en las pateras convirtiéndose así en nómadas por necesidad.

De tiempo en tiempo, en el fondo de los grados devorados por la luz, vemos a beduinos que vagan de las dunas, rodeados de tiendas marrones, con las manadas en el medio.

El Sáhara es un conglomerado de pueblos nómadas, tuaregs, bereberes, saharauis y nawjas que vagan incansables por las tierras áridas. La supervivencia, desde tiempos inmemoriales, generación tras generación, del que viaja con todas su posesiones a cuestas es un canto al esfuerzo y a la superación del hombre, que conocido el fuego, vive todavía en busca del agua.

Cruzamos el estrecho de Gibraltar con la furgoneta embarcada en el ferry y atravesamos Marruecos de norte a sur. En las puertas del desierto está Tineghir, junto a las míticas Gargantas del Todra. El río es paciente y ha erosionado la piedra hasta crear paredes verticales de más de 300 metros. Cerca de aquí, en el Cementerio de Piedras encontramos el material apropiado para hacer nuestra música.

Más al sur llegamos a Merzouga, donde viven los nómadas nawjas. A 30 kms está Argelia, pero el territorio está minado. Un conflicto sordo y cruel yace detrás de las dunas.

Bereberes

Aislados en la cordillera del Alto Atlas de Marruecos, los bereberes que habitan las montañas se muestran orgullosos de haber conservado un idioma y una cultura tradicional propios.

Durante mucho tiempo los bereberes fueron tribus nómadas y alguno de sus grupos aún hoy nomadean por las montañas, pero la mayoría se fueron sedentarizando paulatinamente.

La palabra “bereber” viene del latín “barbarus”. El carácter peyorativo que se le supone al término “bereber” lleva a que algunas personas prefieran utilizar el término propio “amazigh” (hombre libre).

 Su economía, se basa principalmente, en el pastoreo y la agricultura, acostumbran a ser trashumantes, y confeccionan alfombras y tapices cuyo comercio se realiza en mercados periódicos y fiestas regionales.

Posted by Sonia in Sin categoría, 0 comments

Tindouf

El desierto ha ido lejos en el amor al sol. Así se ha quemado.

Un conflicto sordo y cruel yace detrás de las dunas.

Treinta años en mitad de ninguna parte, en medio de un páramo, esperando que les devuelvan lo que les corresponde: su patria añorada en la que poder descansar.

El Sáhara es un conglomerado de pueblos nómadas, tuaregs, bereberes, saharauis y nawjas que vagan incansables por las tierras áridas.

La supervivencia, desde tiempos inmemoriales, generación tras generación, del que viaja con todas su posesiones a cuestas es un canto al esfuerzo y a la superación del hombre, que conocido el fuego, vive todavía en busca del agua.

Tindouf. El campamento de refugiados saharauis. Un lugar dantesco y desolador, como cualquier campo de refugiados. Aquí viven los nómadas a la fuerza, los desterrados. Es el desierto en su estado más crudo,  no hay dunas hermosas, sólo piedras, tierra baldía y desesperación.

Saharaouis.

El pueblo Saharaui es el originario del Sahara Occidental. Son aproximadamente 250.000 personas de los cuales unos 155.000 se hallan en los campamentos de refugiados de Tinduf.

La temperatura en verano supera los 50 grados a la sombra y en invierno el frío llega a congelar. Únicamente gracias a la sólida estructura organizada y a los grandes sentimientos de solidaridad, característicos de este pueblo, fueron capaces de construir una sociedad organizada en este desierto.

El pueblo Saharaui cuenta con canciones, historias orales, dibujos y pinturas que perpetúan sus tradiciones y su historia a las generaciones más jóvenes.

El nacimiento del Estado Saharaui es un hecho cultural de dimensiones históricas por cuanto significa el rescate de los valores culturales y espirituales saharauis y su restitución a su dueño y creador: El pueblo saharaui. 

Posted by Sonia in Sin categoría, 0 comments

Mongolia

Un hombre sin caballo es como un pájaro sin alas.

El sonido de un pueblo en movimiento.

La sabiduría mongola atiende a los ciclos de la tierra  y nos hará mirar las verdes estepas de los alrededores de la caótica Ulan Bator con ojos distintos.

Mongolia es el país con menor densidad de población del mundo, un país a caballo, el país nómada por excelencia.

Ulaan Bator significa «héroe rojo», como herencia de su época soviética. La ciudad es una exaltación del hormigón, pero resulta agradable. Mostramos una ciudad limpia, moderna urbana, una mirada para romper  tópicos. En los extrarradios se amontonan barrios enteros de gergs. Son suburbios de familias de pastores que han llegado a la capital derrotados por el dzud, un invierno extremadamente frío.

Pero la mitad de la población sigue siendo nómada. Llegamos en jeep al corazón de la estepa. Es un paisaje desértico, verde, casi deshabitado. La llanura y luego el horizonte. Un paisaje abrumador, cíclico. El horizonte y luego la llanura. El tiempo y el paisaje son aquí circulares. Conocemos a los pastores de caballos, tocamos la txalaparta para ellos y nos vamos.

Cerca del lago Hövsgöl viven los tsaatanes, los pastores nómadas de la taiga. Prácticamente se esconden del mundo exterior en las montañas, porque saben que poca gente les irá a buscar allí, sobre todo en invierno. Hace demasiado frío. Ellos viven en torno a los renos, en sus tippis, las tiendas con forma cónica, como las de los indios de Norteamérica. Los renos son su vida, les aportan alimento, transporte, ropa y utensilios.

Son un pueblo y un modo de vida en vía de extinción.

Mongoles

Los mongoles viven en las grandes extensiones esteparias centrales, en el desierto del Gobi del sur o en los bosques boreales y las montañas del norte de Mongolia. Soportan uno de los climas más extremos del planeta. En invierno las temperaturas bajan hasta 50 grados bajo cero; y en verano, el termómetro asciende hasta los 40 grados sobre cero. Pastores y cazadores nómadas, su principal ocupación es la cría de ovejas, caballos y camellos.

Mongolia es un fiel ejemplo de la capacidad de adaptación del ser humano. Es una prueba constante para el ingenio y la inteligencia del hombre. Es la lucha sin tregua contra un medio hostil, que no permite errores.

Hablar de mongoles es hablar de jinetes. Se calcula que en Mongolia hay unos ocho millones de caballos. Aunque pequeños, son los más duros y resistentes del mundo. Los Mongoles son el arquetipo de los guerreros nómadas: nacidos sobre un caballo, infatigables, astutos y, sobre todo, muy eficaces.

Los nómadas mongoles, siempre moviéndose con sus rebaños, no lo hacen de una forma errática. El nómada se mueve en una dirección absolutamente precisa y exacta: hacia otros pastizales o dehesas, hacia otro pozo o manantial. Su territorio no es un espacio vacío, sino un mapa detallado en el que están claramente señalizados los itinerarios a seguir en cada estación del año.

Posted by Sonia in Sin categoría